Campos de sangre

Otra de mis panorámicas.

Paso cada mañana por un sinfín de sembrados en la meseta donde vivo. Entre los campos de trigos este año las amapolas parecen haberse multiplicado y han invadido buena parte del paisaje.

Finalmente elegí una atardecer tormentoso para captar el rojo de las amapolas bajo una amenazante nube que finalmente descargó sobre mí.

Tambien podéis ver las anteriores panorámicas.

Comparte en tus redes
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados