In noviembre 14, 2012

Puente de Calicanto

En la misma excursión a la sierra madrileña, tras la Chorrera de los Litueros nos dirigimos al puente Calicanto en Villavieja del Lozoya. De nuevo con no demasiada información de como llegar. A la entrada del pueblo hay un cartel indicando un camino para llegar al puente, una vez inmersos en el campo, diversos caminos que son vías pecuarias te invitan a decidir al azar qué camino seguir. No pudimos utilizar algún mapa GPS ya que no contábamos con cobertura 3G para saber donde estaba el rio. Así que nos dirigimos hacia donde creíamos que el río discurría, según vimos cuando pasamos por la carretera antes de llegar al pueblo. Lo mejor es seguir dirección a la finca Riosequillo y luego continuar.

Puente de Calicanto

Casi escondido entre la maleza se encuentra el Puente Calicanto. Tras un camino empinado que parecía más el rastro dejado por un torrente de lluvia, llegamos al arroyo de los Robles. Difícil era encontrar un ángulo desde donde fotografiarlo. Juan Jover y Jesús Pérez Pacheco (Fotonazos) optaron por permanecer a pie del arroyo, yo decidí subir a una peña y buscar un ángulo donde poder mostrar el puente, aunque poco “tiro de cámara” había.

El municipio se llamó antes Zarzoso, imaginad por qué.

El nombre Calicanto es muy habitual en los puentes. Este fue construido en 1579, debido a la importancia como camino hacia Valladolid y Segovia. Básicamente es un puente de un solo ojo de medio punto, con sillares de granito (lo más habitual en la zona). Como veis en la parte superior, los sillares quedan a la vista donde la tierra ha desaparecido.

Puente de Calicanto

Musgo cerca del arroyo. El carácter húmedo y sombrío de la zona hace que todo esté cubierto de musgo y líquenes.

camino de la espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

Subiendo hacia la espadaña de la Trinidad.

camino de la espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

Juan Jover y Jesús Fotonazos se dirigen a la espadaña

espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

Y llegamos a la espadaña. El único testigo de lo que fue la iglesia del Tercio de la Santísima Trinidad. Para encontrarla, lo más fácil es en el camino hacia la finca Riosequillo, si miras a tu izquierda, la encuentras de perfil, con lo cual, debes agudizar bien la vista para descubrirla. Realmente no hay un camino que lleve hacia ella, incluso hay una cerca de piedra, por lo que dudábamos de si era correcto pasar o no. Debido al día de lluvia no nos encontramos con nadie que nos sacara de dudas.

espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

Jesús absorto ni se da cuenta que sale en las tomas de los demás.

espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

espadaña iglesia Tercio de la Trinidad

La zona está repleta de nidos de cigüeñas, y uno de ellos lo encontramos en esta torre. Piedra y ladrillo con argamasa. Una construcción primitiva que asombrosamente se mantiene en pié desde el medievo en el máximo esplendor de esta localidad, nacida de una repoblación de la zona por motivos ganaderos, debido a la abundancia de pastos.

5 Comments

  1. Me encanta la foto que hicieste desde la piera, se ve una imagen más amplia del puente, ¿cómo no se me ocurrió a mi?

    • no te quejes que tu tienes las mejores desde abajo.
      Yo es que la fotografía de puentes entre maleza nunca me gustaron porque visualmente son un caos, así que buqué un sitio donde subirme, aunque tampoco se veía, así que la foto fue alargando la mano y sin mirar

  2. La primera foto es donde estabas que te caías al agua?

    • te refieres al video? donde me subo por las piedras en el video y me escurro es en la cascada, que no había mucho espacio para moverse. A los lados de donde discurría la cascada había precipicio

  3. Pingback: Puente Canto sobre la garganta del Lozoya | Luz Domada

Leave A Comment